Según Wikipedia, “el duelo se desarrollaba por voluntad de una de las partes el desafiante para lavar un insulto a su honor. El objetivo no era en general matar al oponente, sino lograr ‘satisfacción’, por ejemplo restaurando el honor propio al poner en juego la vida para defenderlo”. En la edad media, los duelos era entre caballeros; ahora resulta que nada menos que el presidente de nuestro país, públicamente le desafía a un asambleísta de la oposición a liarse a trompones, “Vamos un uno a uno dónde sea. No te cobijes en tus garroteros. Y si quieres ven con tu patrón Nebot”, ha declarado el primer mandatario en tono y semblante colérico.

La noticia sobre el descubrimiento de un cargamento de cocaína en el interior de la valija diplomática ecuatoriana cuyo destino era Italia, afecta gravemente al prestigio del país; la información que ha proporcionado el Ministerio de RR.EE. no aclara nada, más bien deja muchos interrogantes. La pérdida de confianza en nuestra diplomacia se sentirá en un futuro cercano, pasaremos humillaciones y vergüenzas.

Los periodistas Juan Carlos Calderón y Christian Zurita fueron sentenciados al pago de $2 millones de dólares ($1 millón cada uno) más $100 mil dólares de pago a los abogados del demandante, por el supuesto daño moral causado al presidente Correa, tras la publicación del libro de investigación “El Gran Hermano”.

El día que se celebraba la audiencia de casación de la sentencia en contra de El Universo, en la Corte Nacional de Justicia; en las afueras, una turba de simpatizantes de AP, agredió a quienes los identificaban como enemigos de su líder; además, quemaban periódicos; eso me recordaba la quema de millones de libros en la Alemania nazi en 1933.

La prensa mundial ha repudiado la sentencia que condenó a los directivos del diario El Universo a tres años de prisión y al pago de USD 40 millones de indemnización. Entre otros, el diario El País de España en su portada destaca un titular que abochorna a los ecuatorianos amantes de las libertades. “Golpe a la prensa libre en Ecuador”.

El presidente Correa habló de un plan cuyo objetivo era desestabilizar a su régimen y que estaban involucrados, a más de políticos, militares en servicio pasivo a quienes acusó como “verdaderos traidores a la patria” y que también estaban involucrados en este plan “uno que otro oficial en servicio activo”. Grave denuncia que si no hay pruebas, afectará a la imagen de las gloriosas FF.AA. Institución querida, respetada y admirada por el pueblo ecuatoriano.

Amén de la aprobación de la resolución propuesta por un asambleísta de AP sobre el “Che” Guevara, con 66 votos de la mayoría gobiernista.

Todo lo señalado y otros hechos, me ha causado, al igual que a miles de ecuatorianos, sufrimiento físico y daño sicológico como angustia, ansiedad y humillaciones; además, vergüenza.

Para concluir, me permito transcribir un fragmento del artículo “Ilegitimidad” del maestro del periodismo Jorge Vivanco: “Vivimos un sistema legal, pero no legítimo y lo legítimo, es el complemento moral de la ley”.